Crisis

¿Crisis?… ¡Ja!

Para mí la crisis empezó antes del año 2000, cuando quise buscar un nuevo piso donde meter mi aumentada familia y mi prominente barriga cervecera y descubrí  que los especuladores habían elevado la barrera de precios más allá de mis posibilidades. Desde entonces he visto seguir elevándose los ladrillos a niveles estratosféricos y seguirles el petróleo, los cereales y, finalmente hasta el último elemento susceptible de ser adquirido por mi nómina menguante.

Dice un proverbio ruso que “las disputas de los amos se ven en las espaldas de los siervos” y esta es la crisis de los amos que dejará en el paro a muchos ciudadanos. Hay empresas donde los beneficios de sus ejecutivos suman cantidades muy superiores a las de los trabajadores (los que en último término producen), sin embargo, cuando llega una “crisis” se resuelve despidiendo a empleados de base o reduciéndoles el salario, según ellos… para racionalizar la productividad. Pero lo cierto es que el producto no se puede abaratar, sigue lastrado por el salario de esos ejecutivos onerosos que no producen más que miseria, lo único que baja es la producción global. Una producción que aún se vende menos porque el posible cliente espera precios más bajos que no obtiene.

Yo tengo una solución que nos liberaría de la parte más obscura de la crisis y que evitaría crisis futuras: la supresión de los ejecutivos. Las grandes empresas tienen una junta ejecutiva con ejecutivos de primer nivel que la dirigen. Se reúnen con frecuencia en una sala y son de seis a treinta miembros, pero sólo tres o cuatro tienen algo que decir, los demás son un voto dentro de un grupo de poder y un salario que alguien ha dado como compromiso por un voto… las políticas de los amos. Después existe otro grupo de ejecutivos de segundo y tercer nivel (según el salario)con funciones mal definidas… economistas, juristas, asesores de imagen, funambulistas, pipas, kikos, cacahuetes… fuertes salarios, eternos informes que inundan los correos de la empresa con paja humeante para marear la perdiz de las compras, las ventas y las relaciones sindicales. Por último existe un último tipo de ejecutivo, el llamado satélite, individuos que jamás pisarán la empresa, pero que han pertenecido a algún grupo de poder dentro del sistema político y a los que cada año se les suelta un carro de millones. Todos son prescindibles si, después de todo, sólo tres o cuatro individuos cortan el bacalao. ¿Entonces por qué se pagan salarios tan enormes a un grupo que se convierte en un lastre? Deben suprimirse, es más, los productos de toda empresa  que se haya librado de ellos deberían llevar una etiqueta que dijera “free ejecutives”, “libre de ejecutivos” o algo similar, igual que aquellas latas de atún donde nos afirman que protegen a los delfines o aquellos alimentos que no contienen gluten. Puedo garantizar que esos productos se venderían mucho mejor.

Crisis, en términos generales, significa cambio y, más específicamente, un cambio brusco o traumático. Cuando a la palabra “crisis” le añadimos el término “económica” tenemos algo oscuro y terrorífico que arrastrara a todos los individuos a la ruina. Pero hay una verdad que nos omiten y es que “crisis” también significa oportunidad. Si las épocas de bonanza son el coto de pesca de los especuladores que maniobran entre los intersticios de la legalidad, no dudando atravesar los límites de la misma cuando se creen a salvo, hasta arrastrar las economías a puntos de no retorno… de crisis; cuando las crisis estallan hay otro tipo de pescadores, con redes más poderosas, con más oro, que aprovechan los caladeros abandonados y donde pueden seleccionar sus presas con calma. La crisis económica también es una oportunidad de enriquecimiento para otro tipo de especuladores tan insanos como los que las provocaron. Sobre todo porque muchos de estos nuevos reyes del cotarro coinciden con los primeros y usan el dinero que ganaron provocando la actual situación para seguir enriqueciéndose en lugar de ayudar a achicar el daño que ellos mismos provocaron. Porque, sí señores, ellos poseen los medios para acabar con el problema que generaron, pero ese no es su problema, para ellos sólo existe un problema: seguir llenando sus arcas.

Como decía, para mí esta crisis no existe, yo estoy en crisis desde hace mucho, desde que no tengo libertad para elegir mi casa, mi comida… mis sueños… desde siempre. Y todo porque unos juegan con mi dinero y el futuro de mis hijos a un juego al que nadie gana. Pobres imbéciles, son ricos y creen tenerlo todo, pero quieren más y saben que son los culpables de las desgracias del mundo, de las muertes, las hambrunas, las guerras, el terrorismo… Y se engañan pensando que nada va con ellos. Ahogan pueblos, países, ecosistemas, sociedades… para ellos sólo es dinero y una imagen fugaz en un sórdido noticiario. De hecho tienen una coartada en miles de políticos que, las más de las veces, aprietan el gatillo por ellos. Pero en el fondo dicen disfrutar de sus oscuras vidas, pero la verdad es que un eco de culpa les estropea los mejores momentos de su vida y son conscientes de que ellos, o sus hijos, o sus nietos… tarde o temprano el daño que hicieron les alcanzará. La revolución que llevará a la guillotina sus cabezas o las de sus herederos parecen lejanas, pero las revoluciones no perdonan y, cuanto más control tienen los opresores, cuanto más tiempo dura la opresión, más fuerza revolucionaría hay que liberar y más difícil es sobrevivir a la debacle.

Estoy en crisis, pero cuando la bolsa suba, cuando los bancos presten, cuando los gobernantes sonrían, yo seguiré estando en crisis. Cuando todo vaya bien veremos  las mismas cañas haciendo lucir sus gusanos frente a nuestros ojos.

 

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Vergüenza en Montjuic

El fútbol ha llegado a los titulares, de la mal llamada prensa seria, otra vez… pero esta vez no es para celebrar un hito histórico sino, más bien, para contar un relato sobre las miserias humanas.

Como cada temporada, el derbi barcelonés de la primera división enfrento a “culés” y “periquitos” en un encuentro con más nervios que fútbol. No es que no hubiera fútbol, porque existieron algunos momentos trepidantes y de gran clase, pero, por desgracia, la gran rivalidad de ambos clubs y poco cerebro de algunos aficionados, deslució el encuentro.

Por otro lado, desde hace demasiado tiempo, se viene hablando de la tolerancia de algunos clubs (por no hablar de la protección) hacia los grupos de violentos. En este tipo de situaciones fue el señor Laporta un ejemplo positivo (ojalá lo hubiera sido también en otros temas) desarticulando el brazo más violento de los “Boixos Nois” en can Barça. Desgraciadamente, los mismos individuos que tienen vetado el acceso al Camp Nou, son admitidos en otros campos, como, por ejemplo, en el Estadi Lluís Companys el pasado día 27.

La directiva del R.C.D Espanyol de Barcelona (pronto del Baix Llobregat) se equivocó más que la paloma de Alberti. Lo cierto es que lleva mucho tiempo haciéndolo y, a pesar del magnífico ejemplo que tiene en su aún misma ciudad, sigue sin plantar cara a la violencia y prefiere culpar a ajenos antes que aceptar su responsabilidad. Sin lugar a dudas desconoce la cantidad de socios potenciales que siguen lejos de ocupar sillas en su estadio para no tener que codearse con unos energúmenos que llenan las dos horas que tendrían que ser un espectáculo futbolístico, con gritos soeces y actitudes violentas, hasta el punto de poder hacer peligrar la integridad física de cualquiera incluso en el exterior después de acabado el partido.  Lo desconocen el señor Sánchez Lliure y sus directivos porque de lo contrario ya hubieran hecho algo para remediarlo más allá de quejarse y buscar otros culpables. Y esto es así y no de otra manera porque muchos sucesos, semana tras semana, año tras año, así lo atestiguan.

Por cierto, hace cuatro años me plantee hacerme socio del RCD Espanyol, pero hechos como estos me llevaron a descartarlo.

Más allá de la tradicional violencia que ya se vive en Montjuic, los derbis son, también por tradición, caldo de cultivo para los más bajos instintos entre los cabezas huecas que se enmascaran en ambas aficiones. Por eso no fue muy buena idea dejar entrar a un grupo de teóricos aficionados barcelonistas que, ni tan siquiera son admitidos en el campo del Barça. Peor idea resultó ser no cachearles, como se hace en otros campos de clubs un poco más concienciados, para evitar que introdujeran objetos contundentes, armas o bengalas (más siendo este club el único en España que ya tuvo que lamentar en su campo la muerte de un niño por el uso de estos elementos).

Entre tanto, en el terreno de juego, 22 jugadores y una tripleta arbitral, sienten en sus carnes el peso del partido… la necesidad de acertar… el miedo a fallar. El equipo visitante empieza dominando, sin dejar respirar al local, pero sin la necesaria profundidad como para marcar. Empiezan las acciones de dureza excesiva bajo el ensordecedor sonido de un público que, lejos de animar a su equipo, se limita a corear insultos contra el equipo rival… bajo el volumen del televisor para que mi hijo no se quede con el estribillo. Enfocan al presidente perico, pero no se le ve muy avergonzado por ello, sin lugar a dudas es porque el comité antiviolencia no suele tomar cartas en el asunto si los insultos no son de tipo racista.

Minuto 20, Víctor Valdés salta para blocar un balón por alto que él cree sencillo, no cuenta con la picardía no demasiado deportiva, dígase de paso, de Luís García, que le endiña un pequeño y rápido codazo en la zona abdominal, justo para que el cancerbero pierda la vertical y la posibilidad de blocar. Como puede, empuja el balón fuera del marco con la mala fortuna de caer en la zona de control y disparo de Coro… Gol para el Espanyol. La astuta e ilegal acción del delantero perico a quedado fuera de los ojos que seguían al balón, sólo es visible en las repeticiones televisivas y el árbitro da el tanto como válido. Víctor Valdés protesta airadamente y se gana una tarjeta lo que da pie a los energúmenos de los “Boixos Nois” para dar comienzo a su recital. Aunque parezca difícil, los salvajes integrados en el grupo de 400 blaugranas que adquirieron su entrada en taquilla, serán capaces de eclipsar a todos los restantes ocultos entre 32.000.

El juego prosigue, con más fuerza que maña, acumulando entradas salvajes con protestas airadas hasta costarle la expulsión a uno de los jugadores pericos menos destacados en acciones violentas, aún así, nadie en su sano juicio puede negar que, el árbitro, se limitara a aplicar al reglamento. El ambiente se puede cortar y, más aún, entre ambas aficiones. Bengalas lanzadas a las gradas inferiores, los Mossos d’Escuadra rodeándolos, pero sin atreverse a cargar para evitar males mayores dada la ubicación del grupo en un balcón del estadio (indudable fallo de la seguridad del estadio, mayor aún si se verifica que el año anterior ocurrió lo mismo tras ubicárseles en la misma zona).

Con estas, varios energúmenos con los colores blanquiazules, rompen las vallas e invaden el terreno de juego con la supuesta excusa de pretender interceptar a los otros… de locos. Así debió pensar el árbitro que decide suspender momentáneamente el partido y llamar a los delegados de ambos clubs.

Entrenadores y jugadores de ambos clubs intentan mantenerse al margen de los actos incívicos y aprovechan este tiempo para perfilar sus ideas de juego.

Se reanuda el partido y, a trancas y barrancas, el Barça empata. Henry, autor del tanto, se dirige hacia donde ondean banderas azulgranas para celebrarlo, desgraciadamente es el punto desde donde, minutos antes, se lanzaron la bengalas. A los salvajes les viene bien y encienden más bengalas, pero esta vez se limitan a quemar los asientos de su zona… ¡Qué bien! ¿No?

El tiempo de partido se alarga, nadie sabe en qué minuto de partido están porque el árbitro paró su crono durante la suspensión hasta que marcan el descuento en la pizarra. Cuando el tiempo está casi agotado, Eto’o se cuela en el área con balón controlado, Pareja, a la desesperada se tira a por el balón desde atrás, pero el camerunés protege bien el balón y el defensa debe tocar la pierna del delantero antes de alcanzar el balón y Eto’o cae. Medina Cantalejo, sabiendo la que se le viene encima, aplica otra vez el reglamento. Seguramente duda sobre si el golpe ha sido suficiente para derribar al delantero, pero la entrada es por detrás y toca al jugador antes que a la pelota…

Messi tira… Gol, set y partido.

La derrota duele, algunos niños, cuyos padres se han atrevido a llevarlos a aquel infierno, lloran. Los vándalos del bando perico empiezan a desmadrarse, los del culé ahora se limitan a celebrar (como si el fútbol les interesara realmente). Pero algunos jugadores azulgranas vuelven a celebrar en la misma área, Puyol, el capitán, se percata de aquello y va a buscar a sus compañeros, rápidamente los saca de allí, seguramente les aclara lo que puede llegar a entenderse. Entre tanto, el entrenador de los porteros del Barça ha sido alcanzado por una botella de agua y está inconsciente. También desde la tribuna se empiezan a tirar objetos al campo y… al palco intentando alcanzar a Laporta. Realmente son algunos directivos pericos los alcanzados… está claro que tampoco hubo registros en tribuna.

Los altercados, cosas de la tradición, prosiguen fuera del estadio, pero, lo que es peor, siguen en los platós, en las emisoras de radio y en algún que otro periódico empeñado en ensuciar a un club o al otro.

Hay individuos, como esos cinco detenidos de los Boixos Nois (y algunos más que no han sido detenidos), como el supuesto perico que lanzó la botella a Unzué, los que saltaron al campo, los que lanzaron objetos al campo, los que gritaban consignas fascistas o gritaban insultos antes incluso de empezar el partido… pero también a pseudoperiodistas como Tomás Guash cuya objetividad debió marchar al espacio exterior en alguna expedición de la NASA del proyecto Apollo, pero que no pierde ocasión para azuzar a las hordas sin cerebro, sin objetividad, pero seguro que, según él, sin ningún afán de generar violencia.  También una mención especial para mi amigo Jiménez Losantos que no ha perdido la oportunidad para soltar una de sus arengas fascistas aprovechando los tristes hechos acaecidos.  

Cinco miembros de los Boixos Nois, naturales de Girona, han sido detenidos y ya están en prisión preventiva. Uno de ellos aún poseía un carnet de socio del Barça aunque no tenía abono. El F.C. Barcelona ya le ha retirado el carné. Lo que les suceda es su problema, lo que hicieron lo fue de todos, pero el problema no se limita a eso. Tampoco nos tenemos que limitar a los que llevan a cabo las acciones, hay mas culpables. Periodistas y directivos que calientan el ambiente más allá de lo admisible.

Me gusta el fútbol como espectáculo. Me gusta ver ganar a mi equipo, pero me gusta más ver un buen partido al margen de su resultado. Poco me importa que se trate de un derbi. Es más, en el caso de Barça y Espanyol, reparto mis preferencias casi por igual, ambos son de mi ciudad, pero puestos a escoger me decanto por el fútbol, pero desde un tiempo a esta parte algunos pericos distinguidos parecen felices con el victimismo y no usan sus ojos más que para alimentar su envidia. De poco le sirve a este Espanyol marcar goles, de poco le sirven ganar partidos si en lugar de ser fieles al futbol de sus colores se limitan a usarlos como estandarte lejos de las botas de sus jugadores.

“A unos y a otros, felicidades por habernos hechos sentirnos orgullosos de ser catalanes o ser españoles”. Según el color con que se mire.

Fent país!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

La historía no debe ser una larga noche sin sol.

La historia es un ente vivo y complicado, más de lo que desearíamos ya que los conceptos políticos que de ella derivan afectan a nuestros días. Eso nos impide renunciar a nuestro pasado, pero, a un tiempo, poder renunciar a él nos ahorraría muchísimos problemas.

El peor de los delitos de la historia es que no existe una sola. Cuando miramos la historia antigua, que nos viene dada por una serie de documentos que tendrían que tomarse como hechos y por una serie de libros que nos la cuentan desde el punto de vista de aquel autor, ya tenemos, según el analista actual, un montón de diferentes interpretaciones. Pero la cosa es peor cuando hablamos de historia reciente, de historia contemporánea, porque tenemos a nuestro alrededor muchas personas que la han vivido y sufrido y cada una lo ha hecho desde un lugar social y geográficamente diferente con lo que su punto de observación da visiones diferentes. Por último, sea historia antigua o moderna, existen gran cantidad de historiadores o pseudohistoriadores que manipulan hechos y cambian la realidad con la desagradable intención de influir en el presente. De hecho, durante el franquismo, bajo los auspicios del propio caudillo, nació un grupo de historiadores que reinventaron el pasado para crear una “historietografía” oficial. Entre los ilustres nombres de este complot para engañarnos en tiempos venideros estaba el que luego fue ministro de cultura democrático con la UCD de Adolfo Suarez, Ricardo De La Cierva. La escuela del señor De La Cierva ha llegado a nuestros días con muchos elementos que tienen acceso a las editoriales, para poder publicar su basura, con una facilidad de pasmo. El ejemplo más claro es el de Pío Moa, un exterrorista del Grapo adoptado por asociaciones fascistas con una imaginación tan calenturienta para reinventar los hechos y reinterpretar lo que no tiene más interpretaciones para hacerlo encajar con la historia de De La Cierva. Hay más, pero por lo general se limitan a ofrecer, una y otra vez, su punto de vista particular, sobre un hecho puntual. En otro ámbito esta César Vidal, que aún no siendo del todo riguroso y barriendo con la misma escoba, tiene bastantes relatos salvables, aunque no sabremos nunca si son de su propia mano o de la de algún negro ya que su nivel de producción escrita choca de lleno con el raudo fluir del tiempo.

En el otro lado también existen historiadores y pseudohistoriadores capaces de manipular la realidad, sin embargo, no es necesario tenerlos en cuenta porque jamás podrán sobrepasar el filtro de las editoriales, de hecho, bastantes problemas tienen ya los que pretenden desenterrar la realidad de entre la basura de tinta arrojada por De La Cierva y su camarilla.  

Por lo general, cuando historiadores como Javier Tussell intentaban realizar su trabajo, los historietografistas del franquismo hacían lo posible por desvirtuar cuanto salía de su pluma, todo y que casi siempre estaba tan bien sustentado que los ataques recibidos terminaban por calificarse a sí mismos. Tal vez sea esa la razón de que a la hora de hablar historia contemporánea española terminamos por tener más fe en lo escrito por autores extranjeros que por los autóctonos.  Cabe destacar, no obstante, dos nombres: Paul Preston que tuvo acceso a toda la documentación que atesoran los franquistas, aprendiendo del mismísimo Ricardo De La Cierva, y Pierre Vilar, que fue corresponsal de la prensa francesa en nuestro país durante bastantes años.

Sin embargo, lejos de libros y documentos, la historia contemporánea destaca por esos cachitos de vida que nos han contado nuestros padres y abuelos y, también, por lo que nos ha tocado vivir. Qué historia más incontestable puede existir que la nuestra. Por lo vivido, por lo sufrido y por las esperanzas perdidas, nadie nos puede negar el derecho a levantar el dedo acusador contra el General Franco. La democracia aprobó una ley de perdón, pero no de olvido, porque el pueblo que olvida su pasado está sentenciado a repetirlo. Y no queremos más guerras de hermanos contra hermanos donde la frase de Hobbes se convierte en una realidad cotidiana: “El hombre es un lobo para el hombre”. Donde no existen hombres buenos porque todos son cadáveres o supervivientes, pero cuando la guerra acabó…

Franco venció, pero lejos de iniciar un proceso de reconstrucción, España vivió una primera década de terror donde los fusilamientos sumarísimos y los ocultos en una playa o en una cuneta, hicieron desaparecer a miles de inocentes. Franco extendió un genocidio sumarísimo por todo el territorio nacional, donde la iglesia tuvo mucho que ver, que duró hasta varios años después de acabada la guerra. No fue hasta que necesito de la ayuda económica de EE.UU. que el dictador aflojó el pie de la garganta de España. Aún así eso se hizo muy lentamente y tan larga fue su sombra que, para muchos, el terror no acabó hasta aquel 24 de Febrero de 1981 cuando el coronel Tejero depuso sus armas después de asaltar el Parlamento durante el día anterior.

¿Qué nos quiere contar ahora el señor Fraga y algún que otro de su camarilla?

Franco fue vencedor… pero también fue un terrorista y los que le ayudaron también lo fueron, no es de extrañar que un ex-Grapo haya sido tan bien acogido en su seno, por una ley se les perdonó sus delitos, sin embargo luchan contra la memoria nacional… ¿A qué temen?

Hoy tenemos otro grupo terrorista, ETA, que mata de forma tan irracional como todos los terrorismos. Nos dicen que no se ha de negociar, que no se ha de perdonar… ¿Tienen miedo de que recordemos que el terrorismo franquista mató a más españoles?

Ellos fueron perdonados, pero de que les sirve si a su vez no saben perdonar, si a su vez no nos dejan salvar a nuestra patria mediante el recuerdo.

Insisten en que la memoria histórica divide, pero varios pueblos de esta España plurinacional piensan en la independencia porque lo único que los une a España, que es el sufrimiento conjunto bajo el yugo del franquismo, es una materia para el olvido y, encima, no podemos negociar con los locos de hoy. Tal vez no hicimos bien en perdonar a los locos de ayer.

Yo digo que no. La historia no debe ser una larga noche sin sol. Ya va siendo hora de que nos enteremos de quienes somos en realidad, de que aprendamos a perdonar y a ser justos con nosotros mismos, de lo contrario seguiremos ese eterno castigo de un águila que se come las entrañas de nuestro pueblo por toda la eternidad, dando gloria a los villanos y escondiendo a los héroes de cada día, dando de comer a los vagos y robando a los que construyen nuestras vidas.

Imagen tomada de http://ahaztuak1936-1977.blogspot.com/2007/09/ha-muerto-villalonga-uno-de-los.html

fusilamiento_fascista[1]

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Golpe a golpe, ladrillo a ladrillo.

Los que me seguís por la red desde el año 2000, cuando empecé a distribuir mis primeros artículos y trabajos por la red en P2P, ya conocéis mis advertencias respecto al sector del ladrillo. La Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos nos habían dado un ejemplo suficiente de este peligro. Mientras se prepararon estos eventos y se liberó suelo para que el lobby del ladrillo construyera, la economía se disparó, pero cuando en 1993 se trato de recoger los beneficios del sector, sus insolidarios especuladores pusieron, el que debió ser el dinero de todos, a buen recaudo y generaron una brutal crisis que combinada con las repercusiones de la caída de los “tigres asiáticos” y “los punto.com”, se alargó hasta casi finales de 1996. Y todo a base de que el señor Solchaga nos apretara el cinturón hasta casi sacarnos las tripas por la boca. Sin embargo, salimos de la crisis y, a los pocos meses, llegó el señor Aznar al poder. Si alguien creía que nos devolvería lo que Felipe nos había quitado en sus últimos años iba listo, pero para el lobby del ladrillo llegaban, otra vez, los buenos tiempos.

En el 2000 todo era muy evidente ya, pero la cosa fue a peor dejando, en las zonas de costa, muy poco suelo libre de especulación. En 2004, cuando llegó Zapatero, estaba la cosa terroríficamente mal, la burbuja inmobiliaria, que teóricamente debía haber estallado dos años antes, seguía inflándose…  Por eso yo esperaba que el nuevo gobierno, con toda esa chunga del ministerio de la vivienda y tal, creara unos mecanismos para ir desinflando la burbuja sin traumatismos que arrastraran toda la economía a la crisis. No sé si eso era imposible o si realmente lo intentaron, lo que sí sé es que, la subida de los intereses y la retirada de los capitales británicos, ha provocado el primer pinchazo al globo especulativo del ladrillo y arrastra a toda la economía en cadena porque, además, los precios del petróleo han generado una crisis de ámbito mundial que ha cerrado todas las escapatorias.

Hasta aquí todo es pasado, sin embargo el presente nos plantea otro problema y es la petición de muchas personas dentro del PSOE y del PP (los partidos mayoritarios) de ayudas al sector inmobiliario porque, según ellos, es el que ha llevado nuestra economía a la cima mundial en los últimos años. Lo que no dicen es que este sector ha obtenido sus mayores beneficios a costa del ciudadano y eliminando recursos que podían haber sido nuestra salvación en otro momento. Personalmente creo que debe perseguirse a los especuladores que se han aprovechado de un derecho constitucional y hacer que financien la salida de esta crisis a aquello que son los verdaderos causantes.

A qué viene todo esto… bueno… pues esto viene a cuento del nuevo evento creado por nuestro amigo “Vdevivienda” y relacionado con un video del youtube ese…

Esta es la dirección del evento: http://videocancindelveranobail.events.live.com/default.aspx?ticket=ee17aac80d9759931:xkywW6rUDr5YVAIO8xIcTkamWh/ZtHNYEQGruXBz4LAedx/p3pLF0j%2bWDtTUwuxIWP/fQFfFqE2zx1qTYoOM8usBUmrU7iQOY1s3uBZnumY%3d

Espero que os guste.

Publicado en Denuncia | 2 comentarios

¿Nudismo o naturismo?

Ayer fue el “Día del desnudo”, “el Día naturista”, “el Día para ir por todas las playas en bolas”… Un día al año en que los naturistas reivindican su derecho a ir como Dios los trajo al Mundo por todas las playas del litoral sin limitaciones de ningún tipo. Y hablando de una sana reivindicación democrática uno tendría quedarles la razón e incluso, como acto solidario, lanzar mis lorzas al viento. Pero no es tan sencillo. La verdadera democracia implica el respeto por los derechos de todos, abiertos y retrógrados, de derechas y de izquierdas, independentistas y absolutistas… la democracia implica aceptar las ideas del prójimo sin ningún tipo de imposición… vamos algo muy diferente a lo que se tiene por costumbre en este país (y en todos los demás) por desgracia.

Un naturista que se planta en una playa para textiles, como ellos les llaman, no debe ofenderse si los hay que les miran de reojo y con asco o impertinentemente y de forma libidinosa. Ambas posibilidades, incluso a un tiempo, pueden darse y se dan. Pero esa, por lo general, no es la cuestión.

Educar, además de la impartición de conocimientos, implica reprimir muchos de los instintos naturales que nuestra socialización considera inútiles o nocivos. Por supuesto, esas consideraciones no son iguales en cada cultura o grupo de individuos. Y la cuestión de usar bañador o poner las “vergüenzas” al aire (las comillas son intencionadas), no es diferente. La verdadera libertad es la que permite elegir a todos los individuos, por eso creo que deben existir playas nudistas, playas mixtas y playas exclusivamente textiles. Luego, que cada uno haga su elección.

Sin embargo, en esto del día de la desnudez, existe otra faceta de hipocresía más allá del concepto tradicional de libertades. Se denomina naturismo a la práctica del nudismo, pero nada más alejado de la realidad. Vayan y mirar y vean como se perfilan  los vellos púbicos y se tratan con cierto desdén en la mirada, por parte de los defensores del “naturismo” (también son intencionadas estas comillas), a aquellos individuos que se niegan a depilarse o a ofrecer una imagen más delicadas, respecto al pelo, de las zonas tradicionalmente textiles.

Si de naturismo, por natural, hablamos, no sería más lógico que el vello creciese donde nuestra genética lo ordena sin represiones estéticas de ningún tipo. No significa ese depilado algo parecido al uso de un bañador sensual que todo muestra y nada enseña.

Sí, aunque parezca mentira, la mayoría de los que erróneamente se llaman a sí mismos naturistas, también discriminan a ese otro grupo denominado “smuffs” y que reivindican el derecho a mostrarse, de verdad, como Dios los trajo al mundo.

 Dibujo

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

¿Quién teme a la crisis feroz?

cv_trichet_2007

Las dos grandes medidas liberales que no puede usar ningún gobierno de la UE para achicar la crisis son la devaluación de la moneda y la bajada de los tipos de interés. Estos dos apartados son competencia del Banco Central Europeo. Esta decisión, en último término, debe ser tomada por su presidente el francés Jean-Claude Trichet, pero sobre él pueden influir los razonamientos de cinco personas:

–En primer lugar su vicepresidente Lucas D. Papademos que se licenció en el MIT en Física, Ingeniería Electrónica y, finalmente en economía campo por el que se decantó ejerciendo de profesor en la Universidad de Columbia y llegando a ser el economista principal del Banco de la Reserva Federal de Boston. A partir de 1984 su labor retorna a su Grecia natal hasta que en 2002 llegó a su cargo actual. Es difícil definir sus tendencias económicas, pero se reconoce su preocupación por los temas relacionados con la inflación.

–Lorenzo Bini Smaghi es italiano, pero bien pronto su vida queda marcada en el entorno de Bruselas cuando sólo se habla del Mercado Común. Sin embargo, sus orientaciones se crean en EE.UU., master en University of Southern California, pero pronto pasa por la Universidad de Chicago lo que le lleva, temporalmente, al FMI lo que puede dar una cierta idea de liberalismo. Nos lo han presentado como un experto en mercados, moneda y cambio.

–José Manuel González-Páramo llega al BCE desde el Banco de España, pero, como el señor Papademos, también pasa por la Unversidad de Columbia, sin embargo su carrera se orienta en España como asesor de Solchaga, por ello se le puede imaginar en una ambigüedad entre el socialismo y el neoliberalismo. Se le puede considerar una autoridad en fiscalidad (tasas e impuestos) y política monetaria. Su obsesión es la estabilidad presupuestaria.

–Jürgen Stark, es alemán y, según algunos, tiene mucho poder dentro del BCE, con permiso de Trichet. Su carrera es totalmente germánica y ligada a las grandes empresas de su país lo que hace recelar de sus posturas posiblemente interesadas. Aunque es el menos conocidos, como economista, de los miembros del consejo, se le supone partidario del capitalismo más duro.

–Gertrude Tumpel-Gugerell. Aunque su curriculum es plenamente austríaco, sus ligaduras con las estructuras administrativas del país en una carrera similar a la del miembro español le da más posibilidades para preocuparse por el plano social de la economía, sin embargo, su especialidad son las relaciones internacionales.

–Finalmente el miembro más importante, el propio Jean-Claude Trichet. Un francés de pies a cabeza con grandes conocimientos de finanzas y política, pero con un pasado como Ingeniero de minas que no pasó del sector privado. Sin embargo, como economista, desde los años setenta ha sido un valioso miembro de las administraciones públicas hasta ser nombrado gobernador del Banco Mundial en 1995. Su prestigio le ha llevado a más de diez condecoraciones en muy diferentes países, destacando la Gran Cruz de Primera Clase de la Orden del Merito de Alemania y la de Comendador de la Orden Nacional de la Legión de Honor francesa.

Los precios son el gran enemigo del BCE y los cánones del neoliberalismo aconsejan subida del precio del dinero y mantenimiento de los cambios monetarios. Pero es que los precios suben por el valor del petróleo y la especulación y es a esos puntos a los que se debe atacar. El BCE se muestra sordo aún después de los escándalos financieros por las crisis hipotecarias. Hay quien piensa, no sin razón, que el BCE está actuando a destiempo. Cuando en España se disparó el mercado inmobiliario, se permitieron bajos intereses, pero cuando se ahogó en superhipotecas a los pobres ciudadanos, entonces el precio del dinero se empezó a subir.

Personalmente estoy de acuerdo en no devaluar el euro que encarecería más el petróleo (al menos por ahora), sin embargo, el precio del dinero debería bajar tres cuartos de punto antes de acabar el verano, de lo contrario tendremos un otoño terrible. Para algunos, el precio del dinero bajará, pero se hará esperar hasta Septiembre ya que el turismo estival es un efecto no deseado de la tranquilidad económica. Un efecto que, según Trichet, haría salir demasiado dinero del entorno comunitario y, según nosotros, traería mucho dinero a España, Italia y Grecia.

En los próximos días sabremos… quien manda en Europa.

 

Fotografía extraída de la web del BCE

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios

El poder de los goles

Recuerdo aquella Eurocopa de 1984 en Francia, cuando el sabor agridulce de la final llevó la plata a los cuellos de una selección recordada por la gloria del gol de Maceda a Alemania y aquella escurridiza fuga de un balón chutado por Platinní y que se convirtió, a la postre, llorando llorando hacia el interior de la portería, en el desengaño de la plata. Arconada, posiblemente el portero más completo que existió jamás, perdió su gran oportunidad y la de una joven democracia que necesitaba, más que nunca, esos laureles deportivos que, a pesar de su teórica intrascendencia, conforman a un estado mucho mejor que su propia historia.

29 de Junio de 2008… España vence a Alemania uno a cero en la final de una brillante Eurocopa en la que el juego de los Iniesta, Cesc, Xavi… ha encandilado a todos los amantes del fútbol.

En plena recesión mundial por la especulación financiara y petrolífera, y coincidente con el tantas veces diferido reventón inmobiliario y la cabezonería del presidente del banco europeo negándose a bajar el precio del dinero, llega esta noticia trivial, pero optimista.

En una ocasión escuché que, gracias al optimismo generado por el cine, EE.UU. pudo salir de la crisis del 29 ¿Será esta victoria deportiva el soplo de aire que necesita nuestra sociedad para permanecer a flote entre funestos y agoreros presagios?

Yo, como amante del fútbol, me voy a conformar con las que creo razones de este triunfo.

No es ningún secreto que, salvo en algunos momentos muy peculiares, España ha contado con jugadores de muchísimo nivel. La propia Eurocopa del 84 es un ejemplo, como lo son los muchos mundiales y europeos que, durante años, han ganado las selecciones inferiores, pero que se negaban a la absoluta… ¿por qué?

En primer lugar hay que valorar a Luís Aragonés. Obtuvo el conocimiento necesario de su fracaso en al anterior mundial y en los primeros partidos de clasificación para esta Eurocopa, pero en un momento dado se dio cuenta que si quería hacer historia debía plantar cara a la poderosa prensa deportiva de Madrid que, tradicionalmente, imponía parte de las alineaciones a todos los seleccionadores mediatizando su juego.

Aragonés miró como hacer un grupo compacto con la mayoría de los mejores jugadores del país. Sin dar por hecho a ninguno, pero sin descartar tampoco a nadie. De hecho llegó a plantearse, en un momento determinado, cuando el jugador lo merecía, la integración de Oleguer, declarado independentista, pero que confirmó, bajo el ideario de Luís, que no descartaría jugar en una selección como aquella.

Pero el mayor logro de Aragonés fue la decisión de descartar a Raúl González y Guti, dos jugadores idolatrados por la prensa con poder, pero que ya habían demostrado encajar muy mal en el tipo de juego que a la selección podía darle mejor resultado por su composición general. El mismo Luís Aragonés supo renunciar a su característico futbol de contraataque para fabricar un sistema donde el mimo al balón y el control endiablado fuesen la tónica.  Ahora el sello de España, muy similar al de aquel “dream team”  blaugrana de Johan Cruiff , ha causado sensación en Europa, pero con una diferencia, Luís ha adaptado el sistema a los jugadores y el holandés adaptó los jugadores al sistema. Tampoco podía ser de otra manera porque las selecciones cuentan con menos tiempo para preparar sus encuentros y los sistemas que utilizan deben ser mucho más naturales porque no se pueden hacer demasiadas correcciones. Luís ha tardado cuatro años en fabricar… el toro mecánico.

Casillas, Capdevila, Marchena, Puyol, Sergio Ramos, Senna, Xavi, Iniesta, Silva, Villa, Torres… Cesc, Cazorla, Xabi Alonso, Güiza, De la Red… y así hasta 23 jugadores que nos han hecho soñar. Ahora Luís podrá marcharse por la puerta grande, pero con un gran camino abierto a quien le suceda que ya debe saber que, para triunfar con “la roja” debe tirara a la basura todos los ejemplares de la prensa deportiva y escuchar únicamente a su saber futbolístico, de no hacerlo así España volvería a ser el insulso amasijo de figuras incapaz de pasar de cuartos que ha sido siempre.

Unos pocos datos para recalcar la grandeza de este resultado:

-Xavi Hernández ha sido declarado el mejor jugador del torneo.

-Villa ha sido el máximo goleador de esta Eurocopa.

-Casillas ha sido el portero menos goleado.

-Hasta nueve jugadores en el once ideal de la Eurocopa.

-Como equipo también ha sido el máximo goleador y sólo ha encajado tres goles en todo el torneo con el porcentaje más bajo.

Una notita para los que presionaron lo indecible para que se incluyera a Raúl en esta selección:

Raúl es un magnífico jugador de fútbol y en algún momento incluso pudo ser el mejor, pero tiene sus características técnicas y no otras. La insistencia de esos forofos incondicionales puede haber hecho un daño irreparable a este jugador (como gran aficionado al buen fútbol espero que no sea así) el tipo de juego que uso “la roja” no es el más adecuado para él, además hubiera competido por el puesto de Torres cuyo trabajo es inalcanzable para el del Madrid, o con Villa, de características aún más dispares respecto a él. Raúl hubiese sido perfecto como segundo delantero en un equipo de corte alemán… España debe aspirar a un futbol más creativo.

Por último la leyenda de una pancarta que leí por las calles de Barcelona:

“Catalonia is not Spain, but the footbal is diferent”

 

 

La foto ha sido extraída de la web de la RFEF.

G325_0428_1

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario