Archivo de la categoría: Textos literarios

¿Silencio?

Silencio… ¿es silencioso el silencio? No el mío.Cuando hace tres años llegué a esta situación pensé que la sordera era terrible, pero hoy sé que hay algo peor. Ya noto el frío cañón en mi sien, pero el no es … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario

Nada

Erase una vez… un pedacito de nada que quería ser algo. Como nada, estaba cansado de oír como le decían que nada sería en la vida, que no servía para nada. Y como no era nada, tampoco era nadie. Un … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario

El goleador

Mi padre me lo decía siempre. “No confíes en lo que tus dos piernas, por si solas, puedan hacer por ti; asegura tu vida con una buena carrera universitaria”. De hecho, empecé a estudiar ciencias económicas, pero cuando, con diecinueve … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | 1 Comentario

¡Pikachu!¡Te elijo a ti!

Cuando estoy algo agotado del mundo, cuando no puedo más con mi alma, me oculto en ese último reducto espiritual dónde entrar en comunión con mi esencia y la esencia del mundo. Ese lugar es mi gran orgullo: mi biblioteca … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario

¡Feliz Año Nuevo!

Gustavo se estaba volviendo avaricioso. Desde que descubrió que los gigantescos contenedores de basura del mercado, no venían a buscarlos hasta las nueve de la noche, se pasaba horas enteras revolviendo en aquel maremágnum orgánico. Pero terminábamos cenando de rechupete, … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario

¡Feliz Navidad!

Feliz Navidad He tenido mucha suerte en la vida. Fui un auténtico zorro para los negocios. Mi vida era genial y con sólo veintitrés años ya había ganado mi primer millón de dólares y eso que entonces no era fácil. … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario

El perdón

–¡Padre, he pecado!–Desahógate hijo mío.–¡Padre he pecado!–Pues confiésate y Dios te perdonara.Del otro lado de la reja del confesionario le llego un sollozo amortiguado y el corazón del padre Matías se ablandó.–¡Hijo, no llores que no existe pecado que Dios … Seguir leyendo

Publicado en Textos literarios | Deja un comentario