¿Nudismo o naturismo?

Ayer fue el “Día del desnudo”, “el Día naturista”, “el Día para ir por todas las playas en bolas”… Un día al año en que los naturistas reivindican su derecho a ir como Dios los trajo al Mundo por todas las playas del litoral sin limitaciones de ningún tipo. Y hablando de una sana reivindicación democrática uno tendría quedarles la razón e incluso, como acto solidario, lanzar mis lorzas al viento. Pero no es tan sencillo. La verdadera democracia implica el respeto por los derechos de todos, abiertos y retrógrados, de derechas y de izquierdas, independentistas y absolutistas… la democracia implica aceptar las ideas del prójimo sin ningún tipo de imposición… vamos algo muy diferente a lo que se tiene por costumbre en este país (y en todos los demás) por desgracia.

Un naturista que se planta en una playa para textiles, como ellos les llaman, no debe ofenderse si los hay que les miran de reojo y con asco o impertinentemente y de forma libidinosa. Ambas posibilidades, incluso a un tiempo, pueden darse y se dan. Pero esa, por lo general, no es la cuestión.

Educar, además de la impartición de conocimientos, implica reprimir muchos de los instintos naturales que nuestra socialización considera inútiles o nocivos. Por supuesto, esas consideraciones no son iguales en cada cultura o grupo de individuos. Y la cuestión de usar bañador o poner las “vergüenzas” al aire (las comillas son intencionadas), no es diferente. La verdadera libertad es la que permite elegir a todos los individuos, por eso creo que deben existir playas nudistas, playas mixtas y playas exclusivamente textiles. Luego, que cada uno haga su elección.

Sin embargo, en esto del día de la desnudez, existe otra faceta de hipocresía más allá del concepto tradicional de libertades. Se denomina naturismo a la práctica del nudismo, pero nada más alejado de la realidad. Vayan y mirar y vean como se perfilan  los vellos púbicos y se tratan con cierto desdén en la mirada, por parte de los defensores del “naturismo” (también son intencionadas estas comillas), a aquellos individuos que se niegan a depilarse o a ofrecer una imagen más delicadas, respecto al pelo, de las zonas tradicionalmente textiles.

Si de naturismo, por natural, hablamos, no sería más lógico que el vello creciese donde nuestra genética lo ordena sin represiones estéticas de ningún tipo. No significa ese depilado algo parecido al uso de un bañador sensual que todo muestra y nada enseña.

Sí, aunque parezca mentira, la mayoría de los que erróneamente se llaman a sí mismos naturistas, también discriminan a ese otro grupo denominado “smuffs” y que reivindican el derecho a mostrarse, de verdad, como Dios los trajo al mundo.

 Dibujo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Nudismo o naturismo?

  1. Mimi dijo:

    Yo pensaba que los naturistas eran naturistas con todas las consecuencias, no sólo para alguna cosa.
    La libertad de unos acaba donde empieza la de los otros.
    Un abrazo.

  2. Unknown dijo:

    Estoy de acuerdo, no puede haber imposiciones, pero ¡que curioso! vas y nos impones a los nudistas tus vergüenzas, nos impones tus bañadores y tu falta de respeto hacia cualquier idea que no sea tuya.¿Yo te obligo a desnudarte? NO, pero tu si intentas obligarme a vestirme, menuda simetria, TU libertad acaba donde empieza la MIA y no que la MIA acaba donde empiezan tus PREJUICIOS, que falta hace que la gente aprenda cuales son los derechos que tenemos en cualquier ámbito.En cuanto a lo segundo, a lo de los depilados vs no depilados, tu fantasía es desbordante, yo en mis muuchisimos años de nudista activo, de estar muy metido en este mundo nunca lo he visto, aunque si es cierto que siempre se lo he oido decir a, precisamente, aquellos que si discriminan, ¿será que el ladrón cree que todo el mundo es de su condición?.

  3. Vicente dijo:

    La verdad desnuda (si es que la verdad existe) no es aquella que se despoja de su ropa, sino la se presenta más directa. Pero la aceptación de una verdad, cualquier verdad, como algo absoluto, es lo contrario de libertad y democracia.
    En una ocasión me comentaron que, en los Países Bajos, cuando alguien deseaba pintar su casa, se dirigia al vecino de enfrente para acordar con él el color del que la dejaría finalmente. Me pareció el mayor de los ejercicios democráticos porque aquel vecino era el que, al fin y al cabo, vería en todo momento la fachada a pintar.
    Creo que con lo del nudismo, y el caso del smuff que, aunque tu no lo hayas visto nunca o no hayas sido consciente de él, es una realidad que he vivido de forma muy cercana, pasa algo parecido. Quien tiene que ver esos cuerpos, cubiertos o destapados, son otras personas (salvo en los casos de algún narcisista) que, al parecer, parecen importar aquí muy poco.
    Personalmente la desnudez no me molesta, sea del tipo que sea, aunque tampoco me hallo cómodo participando del nudismo. También soy consciente que tanto nudistas, como textiles, como smuff’s pueden tener actitudes personales bien diferentes de unos a otros y generalizar, en todos los casos, resulta absurdo. Así que si en algún párrafo doy a entender que la totalidad de alguno de estos grupos mantiene una postura radical, debo disculparme. No es mi intención ofender a nadie, únicamente mostrar que las cosas no son tan sencillas como muchos se piensan.
     

  4. Unknown dijo:

    En los muchos años que llevo en esto del nudismo y creo que he estado en prácticamente todos los eventos nudistas en España de los últimos 12 años, algunos de ellos los he organizado yo mismo nunca he visto eso de los ¿snurff? ni discriminación hacia nosotros, yo no he quitado nunca un pelo del cuerpo y nadie entre los nudistas me ha mirado mal.

  5. Vicente dijo:

    Bueno, el termino "smuff" que, por cierto, no sé como se escribe realmente, me lo dio una persona de habla inglesa en una conversación sobre el nudismo y en la que otras dos personas se explayaron dando detalles sobre ese problema y donde la anterior explicó que no era algo nuevo. De todas formas este texto, como la mayoría de los que escribo, no trata sobre el aparente tema principal (el nudismo en este caso), sino sobre el hecho de que las cosas no son tan sencillas como aparentan. Por lo general, aún sin darnos cuenta, todos tiramos de la navaja de Ockham para facilitarnos la comprensión de nuestro entorno, pero nuestras acciones y pensamientos tienen unas implicaciones sobre los demás que van más allá de lo aparente. En el caso del nudismo es perfecto… que puede ser en apariencia más simple que dejar nuestro cuerpo en la más absoluta de las libertades… tal vez, como decía Don Camilo, ¿realizarse un enema en público?
    No existe un sólo tornillo que no sea susceptible de apretarse más, incluso cuando ya se ha pasado de rosca. ¿Dónde están los límites para todas las cosas?… ¿y los términos medios? La definición de ellos no es más que un mero arbitraje en el que cada sociedad y cada tiempo pone sus medidas. Por ejemplo, en la Grecia clásica eran naturales la esclavitud y la pederastia, pero en la Edad Media era una abominación casi cualquier cosa. Quien dice la Edad media también puede hablar del franquismo o la mayoría de países árabes. Al final los límites los marcan las estructuras del poder, sin embargo es la sociedad quien las inspira y, a su vez, la sociedad está formada por la suma de los individuos, pero hay que pensar que la media de sus opiniones tampoco es lineal, siempre hay individuos, cuya opinión vale más que la de otros… 
    Nada es sencillo y esto es válido también para el nudismo. Que el fenómeno del smuff, o como quiera que se diga, si es que tiene nombre, no ha sido observado por el más eminente de los nudistas y que este a su vez se considere un smuff, no quiere decir que ello no exista, sólo que ese individuo no lo ha percibido. Para su existencia basta que un sólo individuo lo confirme, aunque para su valoración social harán falta muchos más casos de observación. De momento, a decir verdad, sólo puede reportar cuatro casos, claro que los inductores, un número ostensiblemente mayor, difícilmente lo confirmarán.
    ¿Si un árbol cae en el bosque y nadie lo ve, se puede decir que ha hecho ruido al caer? La navaja de Ockham dirá que no, pero la ciencia dirá que sí. Nada es sencillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s