Otro cuervo

Soy más viejo que Poe cuando se marchó volando en el pico de un cuervo y apenas estoy dando mis primeros pasos de pluma sobre las arrugas del papel blanco. Veloz voló su pluma negra para cambiar los conocimientos de lo hasta entonces escrito, mas la fuerza y avatares que le empujaron en su irrefrenable carrera con las letras, letras mordidas por el alcohol y la desdicha, lo tumbaron antes de disfrutar del camino asfaltado de frases y palabras, de historias y poemas.
Soy mas viejo que el finado viejo que apenas cumplió los cuarenta ahogado en un charco de tinta y alcohol y sin embargo no soy más sabio. Cambié la pluma del mago por un bolígrafo al que no hay que recargar y un ordenador que es capaz de decirme, muchas veces, que no voy por buen camino… como el infernal cuervo de nombre “Nunca más”.
Soy más viejo y nada más, pero me aventuro en la niebla de las letras con una esperanza diferente, con un sueño diferente… y nada más, por mucho que una voz retumbe diciendo la consabida frase: Nunca más.
Sirvan estas pobres palabras como pequeño homenaje a Edgar Allan Poe… y nada más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s