Canción del khamykhaze

Canción del Khamykhaze
 
 

Sé que derramarás mares
sobre tu kimono rojo
cuando leas estas letras
amargadas por la sangre.

Yo ya me he marchado,
yo ya te he dejado,
pero, ¡por favor!
Si muero, ¡por favor!
publica mi libro,
canta mi canción.
Si muero, ¡por favor!
publica mi libro,
piensa que he existido
aunque tan solo sea recuerdo
aunque yo ya esté muerto
que no muera mi canción.

Tus besos son la mortaja
de mi honroso sueño eterno.
Montado en mi jibaka
voy a iniciar ese viaje
del que ya jamás se vuelve.

No me merezco esta derrota
para partir a la muerte.
Ya mi águila sin retorno
sobrevuela el objetivo
¡En picado al enemigo!

Hoy es la canción del viento
el veloz eco de tu paso,
caballero.
Atronador por momentos
tu fantasma no reposa,
sigue fiero.

Moriré con tu recuerdo
y tu nombre en mis labios
¡Libertad, mi libertad!
mi muerte no importa ya.

Hoy es la canción del viento
el veloz eco de tu paso,
caballero.
Atronador por momentos
tu fantasma no reposa,
sigue fiero.

¡Banzai !Adelante pues!
los samurais del presente,
los dispuestos al muerte
los hijos del sol naciente
por la gloria de la patria
venzamos nuestros temores
y matemos al tirano
aún a costa de la vida.

¿Qué importa si la victoria
no sonrió a nuestra causa?
Nuestra causa en nuestra hombría
y nuestra victoria el honor.

¿Qué importa si la historia
sólo habla del monarca?
Que el sol ilumina el día
como el rey es nuestro dios.

Hoy es la canción del viento
el veloz eco de tu paso,
caballero.
Atronador por momentos
tu fantasma no reposa,
sigue fiero.

Mi avión se estrella y estalla
y de mí no queda nada
solo dos gotas de sangre
que se enfrían sin tus besos
después de rasgar el cielo
con los dientes de mi sable.

Fueron dos gotas de sangre
que mancharon los cristales
con sus sueños inmortales
entre el silencio de mi hambre
y en los negros agujeros
que queriendo me dejaste.

Hoy es la canción del viento
el veloz eco de tu paso,
caballero.
Atronador por momentos
tu fantasma no reposa,
sigue fiero.

No soy mártir ni cadáver
pero ya no puedo olvidar
porque soy parte del aire
y te debo mis recuerdos.
Fueron dos gotas de sangre
entre las llamas de un beso
que se estrellaron al vuelo
en un final miserable.

Hoy es la canción del viento
el veloz eco de tu paso,
caballero.
Atronador por momentos
tu fantasma no reposa,
sigue fiero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Canción del khamykhaze

  1. Labrysmoom dijo:

    Hola.Me has hablado de tus paseos fotograficos con tu hijo. Ese es otro de mis territorios. Te diré que son muchas las fotos de los árboles y mucho el encantamiento que tengo con ellos. Todavía no lo he introducido en ‘tusrelatos’, no sé por qué, quizas la razon sea que pertenecen a mi narrativa catalana. En las clases del ciclo inicial de mi escuela, el curso pasado, pasamos a ser clases de: ‘oms’, ‘pins’, ‘roures’ y ‘avets’.Este verano, antes de enredarme en esto de los blogs estaba haciendo un cursillo de webquest, la mía era de los árboles de las clases del ciclo inicial, en este momento debe ser revisada porque no respeta la acentuación. Marché de vacaciones con intención de seguir el tema en un formato más amigable pero me pasé a la narrativa y aún estoy en ello.Saludos, Anna 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s